Blockchain y Economía Circular

Como he planteado en artículos anteriores, la economía circular tiene como objetivo desacoplar el crecimiento económico del uso de recursos naturales, manteniéndolos en circulación – por medio de rediseño, reciclaje, reutilización y remanufactura – durante el mayor tiempo posible. Sin embargo, para conseguir este objetivo es necesario contar con una trazabilidad absoluta de estos recursos y sus procesos transformativos (energía, mano de obra y capital) durante todo su ciclo de vida. Esto y otros beneficios serán facilmente conseguidos a través de la tecnología blockchain.

A medida que la Cuarta Revolución Industrial (4RI) gana terreno, también lo hace la importancia de las tecnologías digitales de información, monitoreo y comunicación. De hecho, un estudio de McKinsey & Co. estima que solo el Internet of Things (IoT) tendrá un impacto económico estimado de US$3,9-11,1 trillones al 2025. Pero no solo se trata de IoT, también de tecnologías como Machine Learning (ML) y Artificial Intelligence (AI) facilitan la creación de productos inteligentes con tres atributos muy importantes como son localización, condición y disponibilidad, permitiendo registrar dos variables importantes para el desarrollo de una economía circular: la propiedad y el control del activo.

Hasta ahora, la trazabilidad y control de productos, recursos e información ha tenido que ser desarrollada a través de intermediarios -generalmente organizaciones de prestigio internacional como bancos, instituciones y/o gobiernos- que certifican y validan esta data. Sin embargo, esto no garantiza una transparencia al 100% y al mismo tiempo encarece y ralentiza los procesos. Afortunadamente existe una nueva tecnología que promete cambiar radicalmente la forma en que interactuamos, permitiendo desarrollar la economía circular en su máxima expresión.

¿Qué es Blockchain?

Tenemos el privilegio de ser testigos de la mayor transformación de la banca en la historia del sistema financiero moderno, a través de la disrupción de las criptomonedas y en particular de su máximo representante Bitcoin, creado en 2009 por Satoshi Nakamoto. Sin embargo, no deja de ser paradójico que este mismo reconocimiento mundial ha dejado en segundo plano la tecnología que ha permitido su propia existencia.

Blockchain -cadena de bloques- es, en palabras simples, una inmensa base de datos distribuida, muy parecida a un libro de cuentas virtual, donde los registros (bloques) se encuentran enlazados y encriptados a través de cadenas de bloques inalterables que permiten certificar la identidad y al mismo tiempo, proteger la seguridad y privacidad de cualquier tipo de transacciones, entre personas, empresas, organizaciones y gobiernos, simplificando el flujo de dinero, productos o información alrededor del mundo sin la necesidad de intermediarios que lo certifiquen, no solo reduciendo tiempos y costos, sino que también eliminando la necesidad de papel, tema no menor en una economía circular.

Más allá de las criptomonedas, la tecnología blockchain ya está siendo utilizada para muchas aplicaciones que están revolucionando la forma en que empresas, organizaciones, gobiernos y personas se relacionan entre sí, como por ejemplo: registro de propiedades, contratos inteligentes, identidad digital, distribución musical, servicios públicos y gubernamentales, garantizando la transparencia y reduciendo considerablemente los costos de estos procesos.

Transparencia, Confianza y Circularidad

Blockchain no solo tiene el potencial de transformar industrias que históricamente han sido reguladas por gobiernos -como bancos, seguros, salud, y bienes raíces- porque es una tecnología descentralizada y distribuida que no tiene dueño y es mantenida por todos los usuarios a nivel mundial, eliminando la necesidad de terceros certificadores y sus costos asociados, sino que esta tecnología que hace realidad una de las características más importantes de la economía circular: la trazabilidad de los recursos, descentralizando la información y ofreciendo transparencia y confiabilidad.

Esta tecnología permite dar una identidad digital trazable, inalterable y segura a cada activo o bien físico o virtual en internet, permitiendo que estos se comuniquen entre sí con el fin de optimizar su uso y disponibilidad durante todo su ciclo de vida. Algunas grandes empresas ya están utilizando blockchain para optimizar sus cadenas suministro, rastrear y administrar el impacto ambiental -como la huella de carbono y agua- de cada producto y proceso, incorporándolos en sus estados financiero, reportes de sustentabilidad u otras actividades.

La tecnología blockchain no solo permite la creación de nuevos modelos de negocio, sino que también crea nuevas posibilidades de monetización ya que, a través de smart contracts  (contratos inteligentes) e internet de las cosas, se podrá desarrollar una economía circular basada en blockchain que optimice la disponibilidad y utilización de procesos y recursos a cambio de dinero, tokens o criptomonedas, transformando completamente la forma en que interactuamos y hacemos negocios.

Hacia la Economía del Blockchain

Hasta hoy, cada vez que una empresa dice que cuenta con un modelo basado en la economía circular o que sus productos y/o servicios son circulares, hemos tenido que confiar en su palabra o en la palabra de las organizaciones certificadoras, lo que en muchos casos ha dado paso a la práctica de greenwashing corporativo. Esto ya no será posible ya que blockchain permitirá analizar y trazar el historial completo de un activo o bien, registrando cada proceso y trasformación durante todo su ciclo de vida en cadenas inalterables de bloques, muy similar a nuestro ADN.

Varios expertos coinciden en que estamos ante la presencia de una de las tecnologías más disruptivas desde la creación del internet, lo que se traducirá en un salto cualitativo en la aplicación y utilización de este mundo virtual, desde la actual “Internet de la Información” a una futura “Internet del Valor”, explotando el verdadero potencial de la economía circular.

Gracias por leer y compartir. También puedes encontrar todos mis artículos y noticias en mi Blog: www.petarostojic.cl, Facebook: www.fb.com/petarostojicoficial y conectarte a través de Twitter en @petarostojic e Instagram en @petar.ostojic.

©2018 Petar Ostojic. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario